madrid real sociedad 2024

El primer campo de deportes fue un terreno en el barrio de Caballito, equipacion real sociedad el centro geográfico de la ciudad. Después de haber hecho de local en varios terrenos de distintos barrios de Buenos Aires, en 1907 los directivos consiguieron un terreno disponible en Avellaneda. Así es como el club cruzó el Riachuelo y se instaló en la ciudad al sur de Buenos Aires, lugar del cual nunca volvió a trasladarse. Este club se encontraba de gira en Buenos Aires, en la cual se enfrentó al Alumni argentino y lo goleó por 6-0. Langone quedó sorprendido ya que Alumni era el mejor equipo local de aquel entonces, y se decidió a copiar la estética del club inglés. En 1948 el club realizó su primera gira internacional fuera de Sudamérica, incursionándose en México para enfrentarse a rivales como Atlante, León y las Chivas de Guadalajara. En 1923 el club Third Lanark proveniente de Escocia realizó una gira en Argentina y se enfrentó a Independiente, siendo este el primer duelo del Rojo contra un equipo europeo. De igual manera, el Rojo obtuvo el campeonato dos fechas antes del final, tras ganarle 1-0 a Racing Club.

Así, el Rojo era campeón por primera vez en la etapa profesional del fútbol argentino. Independiente se retiró del campo de juego y la Federación dispuso que el partido se repita al día siguiente, al cual Independiente no se presentó, y derivó en la consagración como campeón a Porteño. Los inicios de los años 1940 incluyeron muchas victorias abultadas, como el 8-1 contra Estudiantes de La Plata, un 5-0 a Vélez Sarsfield, y dos aún más destacadas; un 7-1 a Boca Juniors (siendo ésta la mayor goleada sufrida por los xeneizes en su historia), y un 7-0 sobre Racing Club, la mayor goleada histórica del Clásico de Avellaneda. Manuel Seoane, con 55 goles, fue el goleador del campeonato y conserva hasta la actualidad los récords de más goles en un campeonato de Primera División, y el de mayor goleador del amateurismo del fútbol argentino. Esto significó para el paraguayo un récord más: convertirse en el único en resultar goleador de tres campeonatos consecutivos.

11 months ago Entre 1924 y 1926 se consagró campeón de tres ediciones consecutivas de la Copa Competencia de Primera División. Estos dos campeonatos vinieron acompañados de tres copas argentinas; dos veces la Copa Dr. Carlos Ibarguren y Copa Adrián C. Escobar en 1939. Venció en las finales a Rosario Central por 5-3, Central Córdoba de Rosario por 5-0, y a River Plate por 2-0. Las tres finales se disputaron en el viejo Estadio El Gasómetro de San Lorenzo. En 1937 arribaron al club dos goleadores más; Vicente de la Mata y Emilio Reuben, que completaron una de las delanteras más explosivas de todos los tiempos; entre 1937 y 1939 marcaron 323 goles tomando en cuenta sólo el campeonato, convirtiéndose en la delantera más goleadora del fútbol argentino. Vicente de la Mata había permanecido en el equipo ya que no se había adherido a la huelga. El 4 de marzo de 1928 se inauguró el estadio en un empate por 2-2 ante Peñarol, el equipo uruguayo. Gracias a este título, el tercero en su historia, clasificó a disputar su primera copa internacional; la Cup Tie Competition de 1917 contra Montevideo Wanderers, el campeón uruguayo. En 1917 se consagró ganador de la Copa de Competencia Jockey Club dejando en el camino a Racing Club, Ferro, Club Columbian, San Lorenzo y en la final a Estudiantes de La Plata.

En 1914 el club obtuvo su segundo trofeo, la Copa Competencia «La Nación», venciendo sucesivamente al Lanús United, All Boys y a Kimberley en semifinales, alzó su segundo trofeo desde su fundación. El equipo titular a lo largo de la competencia que ganó el primer título fue; José Buruca Laforia, Balbino Ochoa, Manuel Deluchi, Carlos Moretti, Roberto Scala, Ernesto Sande, Alberto Tallent, Juan Collazo, Arnulfo Leal, Miguel Larralde y Francisco Viegas. Otros destacados fueron Zoilo Canavery, Alberto Lalín y Raimundo Orsi. La delantera letal que tenía el equipo, compuesta por Manuel Seoane, Luis Ravaschino, Zoilo Canavery, Alberto Lalín y Raimundo Orsi tenía un juego «endiablado», con gran poder ofensivo y un alto vértigo en ataque. En esos tiempos Independiente ya era considerado uno de los equipos grandes del país, lo cual fue reconocido por la AFA en 1937, cuando le otorgó a Independiente el poder de «voto proporcional» junto a Boca Juniors, Racing Club, River Plate y San Lorenzo, los otro cuatro grandes. En 1918 obtuvo por segunda vez la Copa de Honor; venciendo en 16avos de final al Club Columbian, en otro clásico de Avellaneda contra Racing Club por 2-1, en cuartos contra Boca Juniors por 2-1, en semifinales por 3-1 contra Newell’s Old Boys, y la final por 1-0 contra Platense con un gol de Gualberto Galeano.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.